Heterocromía: Cuando ambos iris presentan colores diferentes (completa), o cuando en un mismo iris hay zonas de distintos colores (parcial o sectorial). Puede ser congénita o adquirida. La congénita puede estar asociada a Neurofibromatosis, Síndrome de Waardenburg o Síndrome de Claude-Bernard-Horner. Es frecuente en perros, gatos y caballos.

Aniridia: Bilateral, heredable y poco habitual. Es la ausencia total del iris provocada por una alteración del cromosoma 11. Los afectos tienen baja visión y fotofobia, con cataratas, glaucoma, nistagmo e hipoplasia macular y foveal.

Albinismo: Ausencia completa de melanina en los ojos, piel y cabello. Cuando es severo, los ojos son de aspecto violeta o incluso rojo. Padecen de fotofobia, nistagmo, estrabismo, miopía y astigmatismo.

Anillo de Kayser-Fleischer: Consiste en el depósito de cobre en la periferia corneal, que es de color dorado-verdoso. Forma parte de la Enfermedad de Wilson o degeneración hepatolenticular (depósito generalizado de cobre en los tejidos: hígado, sistema nervioso, córnea,…) y cursa con síntomas psiquiátricos, dada la elevada toxicidad tisular del mineral.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.