Cómo proteger los ojos frente al Sol

La salud ocular es un bien fundamental para el bienestar personal. Un buen cuidado de ojos requiere de unos hábitos. En este sentido, es recomendable cuidar la vista de los posibles efectos del Sol. ¿Cómo cuidar los ojos en frente al sol?

La exposición continuada de la vista frente a los rayos ultravioletas puede ser causa progresiva de pérdida de visión. También es muy importante poner una atención especial en situaciones de riesgo. Por ejemplo, al conducir un coche cuando el conductor puede quedar deslumbrado por el exceso de luz en ciertos momentos si no se protege del modo adecuado. Este efecto deslumbramiento de los rayos ultravioleta aumenta en ciertos contextos como en verano, pero también en paisajes invernales nevados y en días de lluvia.

Las gafas de sol son un recurso muy saludable que ejerce una función de protección visual frente al impacto del Sol. Se debe de elegir una montura con unos cristales de calidad. Elige tus gafas de sol en una óptica especializada. Dichas gafas también deben de tener una función correctiva en el caso de que la persona tenga algún problema visual como, por ejemplo, miopía o astigmatismo. En tal caso, los cristales de las gafas deben ser graduados.

De este modo, las personas que de un modo habitual utilizan gafas también previenen las posibles consecuencias de tener ojo seco. La sequedad ojos por el frío es un problema frecuente en invierno. Elige gafas de sol homologadas, preferiblemente en los siguientes colores: ámbar, marrón, verde y gris. Además, al caminar por la ciudad, evita mirar directamente al Sol.

Aprovecha las horas de luz natural en tu hogar para realizar aquellas actividades que requieren de un esfuerzo visual (leer el periódico o coser). Por último, una buena iluminación potencia además la concentración laboral al cuidar el ojo ante el ordenador.

1 Comment