Cambiar el color de los ojos con resultados naturales

Las nuevas tecnologías aplicadas a cambiar el color de los ojos mediante láser están suponiendo una auténtica revolución en el mundo de la oftalmología moderna al ser, por el momento, la única posibilidad de lograrlo de manera natural. Una clínica de color de ojos que adopta dichos métodos es capaz de lograr resultados reales alejados de la artificialidad asociada a otras soluciones de carácter más protésico.

Existen varias alternativas a esta técnica de color de ojos, pero el láser destaca por ser la que más se ajusta a la naturaleza y la genética de cada persona. En contra de lo que sucede con los implantes oculares o las lentillas, el procedimiento láser no permite escoger el color final derivado de la operación. El resultado es real, está basado en una decoloración natural del tono del iris y se intuye de antemano en las fases previas a la primera sesión láser.

El procedimiento mediante el cual se obtienen estos resultados puros es la eliminación de la capa más superficial de melanina del iris. Así, el tono que se obtiene al finalizar el proceso completo es aquel que se encontraba ensombrecido por aquella capa de melanina eliminada y el resultado es, en consecuencia, el color real que el iris presentaba bajo ella.

Los tonos resultantes destacan por su realismo y belleza pues, al tratarse de un procedimiento natural, el propio color también lo es. Se trata, en definitiva, de un procedimiento ajeno a tintes y coloraciones artificiales cuya finalidad no es otra que cambiar el color de los ojos aclarando de manera lógica el tono del iris del paciente.

El aclarado de color de ojos mediante láser es además una técnica de demostrada seguridad. Los efectos secundarios son inexistentes y la rapidez y limpieza de la operación están avaladas por los pacientes que se han sometido a ella.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.