Aclarar ojos oscuros a verdes o azules, una posibilidad viable

Aclarar ojos oscuros a colores más claros como el verde o el azul es ahora una posibilidad completamente viable. Gracias a la Clínica Eyecos de Barcelona y a su revolucionario método de láser de ojos Neweyes sin necesidad de cirugía, ojos marrones pueden convertirse en claros de forma permanente, es decir, sin la utilización de lentillas.

 

El láser de ojos Neweyes utilizado por esta clínica lleva a cabo una eliminación de la capa más superficial del pigmento que aporta color a los ojos marrones o negros (llamado melanina y también responsable del color de la piel) en el iris. De esta manera, se consigue aclarar ojos oscuros y transformarlos en claros de forma natural y completamente segura, ya que, hasta ahora, no se han encontrado efectos secundarios (aparte de la vista neblinosa que se restablece pasadas unas pocas horas tras las sesiones de láser). Para llevar a cabo este tratamiento son necesarias aproximadamente 5 sesiones de láser más algunas posteriores de control.

 

Este pionero tratamiento también es efectivo para corregir la heterocromía (una patología que deriva en que el paciente posea un ojo de color distinto al otro), que hasta la aparición de esta técnica era imposible tratar sin lentillas. El láser para aclarar ojos oscuros también se puede combinar con diferentes tratamientos para corregir defectos oculares como la miopía o el astigmatismo. No obstante, no se aceptan para este tratamiento las personas que sufran enfermedades generales crónicas como la diabetes, cardiopatías o psicopatías.

 

Tampoco podrán realizarlo, como es lógico, aquellas que posean enfermedades oculares crónicas, como por ejemplo la uveítis o el glaucoma.

Con el método de la Clínica Eyecos de Barcelona (con un coste aproximado de unos 2000 euros y un porcentaje de éxito del 100 %) numerosos pacientes han conseguido aclarar su color de ojos de forma permanente, segura y con resultados predecibles.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.